UNTITLED

11057910_965819860128494_3643211092574861551_n
Hell is round the corner
November 12, 2015
11026246_908309012588452_6862218341788293212_n
Texto: Pamela Calero

El Marqués de Sade decía que el pudor era una quimera. Un sueño monstruoso, del cual el artista Miguel Andrés también huye al usar su cuerpo como lienzo y retomar un atuendo minimalista: aquel con el que vino al mundo. Desnudo suele connotar la falta o carencia de algo, pero en la obra del performer es precisamente esto lo que enriquece su obra al convertir su cuerpo en herramienta, instrumento que se abastece con poca utilería.

El pasado 4 de noviembre se realizó el lanzamiento de su libro UNTITLED Exhibition(ism) en Escalera de Incendios, noche en la cual vimos mucha piel en torno al videoarte, la fotografía y un performance en vivo que si bien no enseñaba mucho cuerpo, exhibía algo más íntimo que un pubis descubierto a pleno aire de otoño.

Expulsar por la uretra un líquido orgánico: ese fue el acto de la performance Censored Fountain en la que Miguel Andrés, con esténcil y aerosol en mano, se marca a sí mismo con la afamada firma R. Mutt. Acaso queriendo decir que él también es un ready-made, un objet trouvé, un arte encontrado; un objeto ordinario que se torna arte al ser designado como tal por un artista. Parado frente al escaparate del espacio creativo, el creador creado va manchando su pantalón poco a poco con orina. Exhibe algo privado y domina algo primitivo. Pinta su entrepierna con destreza. Como un manantial o un origen, es fuente de información para traer a colación a Duchamp como para hablar del exhibicionismo como un juego de dos, donde quien se muestra es tan importante para ese juego de rol como quien observa.

Sus videos y fotografías presentados cuestionan qué es el arte y qué significa ser un artista, y a la vez van un poco más allá haciendo guiños con la carga mística-homoerótica que hay detrás de sus mensajes que impactan con la estética cinematográfica de sus videos, donde la desnudez es un elemento constante. La piel despojada de coberturas es también lo que le permite jugar con la idea de ser un ready-made, pues para que un cuerpo se convierta en desnudo es necesario que se le vea como un objeto. La fuente se derrama y chorrea el color desnudez.

 12186686_908309209255099_8061995313062601509_o

 

Comments are closed.

This template supports the sidebar's widgets. Add one or use Full Width layout.